lunes, 29 de junio de 2009

¡NIEGOME A SER ORQUIDEA DE SALON¡

(a Mariom Canales)

Aún en el siglo XXI
damas respetables y muy serias
no se enamoran de muchachos

Trás su negro abaníco telaráñico
sacuden silenciosas maldiciones
en el cristal del spleen

¡No quiero exhalar soledad¡
cuelgo entonces en la punta de la luna
mi ropaje y la argolla matrimonial
para amarte¡

Y amarte de pié
de costado
de frente
extendido
plegado
a lo largo
a lo ancho
en sábanas de fuego
entre muslos de alabastro y ébano.

No hay comentarios: